Inicio
Inicio
Productos
Cierres Singulares
Galería de Imágenes
¿Sabía que?
Contacto
Quienes Somos

STVC

Ventanas de ALUMINIO

Sistema Técnico de Ventanas y Cierres

Página anterior

- La principal ventaja estriba en la resistencia del material. Esto le permite ser la mejor opción cuando las condiciones de tamaño peso y geometría de la ventana son muy exigentes. Es decir, responde adecuadamente prácticamente a cualquier tipo de  necesidad arquitectónica. Es un material ligero, ideal para grandes dimensiones, muros cortina, fachadas singulares, etc. En este tipo de aplicaciones cumple sin problema el C.T.E. (código técnico de edificación).


- Al ser el aluminio un metal es también un alto transmisor térmico. Para impedir que el frío

del exterior alcance la cara interna del perfil se utiliza la R.P.T. (rotura de puente térmico).

 Esto se consigue construyendo la ventana en dos piezas. Una de ellas será la cara exterior

 y la otra será la cara interior. Estas dos piezas son unidas entre sí  mediante unas barras

de poliamida (plástico) reforzadas con fibra de vidrio. De esta manera se consigue que

ambas piezas no estén nunca en contacto directo. Con ese procedimiento se consigue

 interrumpir la transmitancia térmica.


- Como opción, mediante el proceso de anodizado (proceso electroquímico), se genera una

capa de oxido de aluminio sobre la superficie base del perfil y esa capa queda integrada,

unida al propio metal, que no puede ser raspado ni pelado. Esto permite aumentar la protección

contra la lluvia, el sol y la humedad obteniendo así una mayor resistencia a la corrosión y una

mayor dureza superficial.


- Al ser un material altamente resistente permite, para iguales aplicaciones, una dimensión de perfil menor que otras opciones. Esto resulta especialmente interesante cuando los huecos de obra de las ventanas son muy reducidos, pues la dimensión que queda libre para la instalación de vidrios aumenta con respecto a la que queda disponible con la utilización de perfiles de otro material. De esta manera obtenemos un paso de luz mayor.


- Debido a su alta rigidez, en términos comparativos, las ventanas de aluminio apenas sufren ninguna clase de deformación, contracción o expansión como consecuencia de las circunstancias medioambientales, por lo que, debidamente instaladas y reguladas el mantenimiento es nulo.


- La fabricación del aluminio conlleva un bajo coste energético y es reciclable.


- Se presenta en una amplia variedad de acabados imitando madera y en cualquier acabado lacado de la carta Ral de colores.